Sección: Local

La automedicación, un peligro para la salud: IMSS

La automedicación es un mal hábito que puede generar complicaciones en los padecimientos, poner en peligro la salud y hasta ocasionar la muerte, ya que  al ingerir un medicamento sin valoración de un especialista puede enmascarar enfermedades graves y una  dosis inadecuada podría  ser letal para el organismo.

 

“Ante cualquier padecimiento, lo correcto siempre será acudir con un médico, ya que ellos cuentan con los conocimientos y la capacidad de determinar el tratamiento adecuado para cada persona y enfermedad. Es importante que la población no olvide que un medicamento  puede ser de gran utilidad para un paciente y absolutamente nocivo para otro”, indicó la médico familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán Maritza del Carmen Méndez Osalde.

 

Tampoco es correcto consumir medicamentos de venta libre, que prometen resultados “mágicos” para la cura de ciertas enfermedades, ya que se piensa que por  venderse sin receta son inofensivos,  y al contrario; una dosis inadecuada puede ocasionar intoxicaciones graves.

 

La doctora indicó que sobretodo es importante no consumir indiscriminadamente los antibióticos, medicamentos que se utilizan exclusivamente contra infecciones bacterianas, ya que se  pueden generar mecanismos de resistencia y perdida de efectividad contra las enfermedades que sí ameritan de su uso. 

 

“En ocasiones, los usuarios ante un  cuadro gripal, fiebre o malestar le exigen a su médico un antibiótico; cuando en realidad su padecimiento no lo requiere y, ante la negativa del especialista, el paciente consume medicamentos que tienen en su domicilio o que le regala algún conocido, lo que ocasiona una resistencia del padecimiento y hasta puede generar la aparición de otros malestares y complicaciones que ponen en riesgo su vida”, señaló.

 

Afortunadamente, en la actualidad las autoridades de Salud ya emitieron restricciones para el consumo de antibióticos y para otros medicamentos que ahora requieren de receta médica para su compra.

 

De igual forma, la especialista informó que el consumir dosis muy elevadas o por tiempo prolongado de analgésicos o anti-inflamatorios, puede ocasionar complicaciones desde un simple dolor abdominal hasta un sangrado en tubo digestivo, gastritis y úlcera; además de lesiones en el riñón,  hígado y hasta la muerte.

 

La Dra. Méndez Osalde exhortó a la población para que ante cualquier síntoma de enfermedad acudan con un médico y no esperen a que la enfermedad evolucione.

 

Finalmente, señaló que ante cualquier complicación generada por la automedicación o situación que ponga en riesgo la salud y la vida, es importante acudir al área de Urgencias más cercana.

 

En el IMSS Yucatán se cuenta con el servicio de urgencias en la Unidad de Medicina Familiar No. 13 (Chuburná), No. 20 (Caucel), No. 57 (La Ceiba), No. 58 (Calle 42 sur), No. 59 (Pacabtún), y  No. 60 (Juan Pablo II), durante las 24 horas del día.

 

También en los Hospitales Generales de Sub-Zona (HGSZ) N.° 03 en Motul, N.°05 en Tizimín y N.°.46 en Umán; así como los hospitales generales regionales N.°1 “Lic. Ignacio García Téllez” y el No. 12 “Lic. Benito Juárez”, ambos en la ciudad de Mérida.

 

 

 


Comentarios

Round Corner
Round Corner

Aún no hay comentarios para esta noticia.

Round Corner
Round Corner

Comentar

Escribe los números de la izquierda.